Así es el nuevo avión de Elon Musk: un caprichito de $ 78 millones

Así es el nuevo avión de Elon Musk: un caprichito de $ 78 millones

El nuevo avión de Elon Musk nuevamente hizo voltear las miradas hacia el magnate. Mucho más en momentos donde Twitter está en un «abismo económico» tras su oferta, de la cual hoy se «arrepiente».

Y atrapa las miradas por lo suntuoso de la nueva aeronave. El nuevo avión de Elon Musk es un encargo del propio magnate a Gulfstream Aerospace. Un jet a la medida con todas las comodidades. Sustituye al Gulfstream G650ER, cuyo precio en ese momento rondaba los 70 millones de dólares. Después seis años al servicio del «tecnorrey» de Tesla, y tras ser geolocalizado en cada viaje por un adolescente, le llegó la hora de cambiarlo.

El nuevo modelo superior es en muchos aspectos, y del mismo fabricante en el que el empresario ha confiado su transporte durante los últimos años. El nuevo avión de Elon Musk es el G700. Está valorado en unos 78 millones de dólares y presume «la cabina más espaciosa, innovadora y flexible de la industria», motores Rolls-Royce Pearl 700 de gran eficiencia y empuje. Asimismo, una cabina de vuelo con la plataforma Symmetry Flight Deck, la cual incorpora palancas laterales de control activo, pantallas táctiles intuitivas y nuevos sistemas de gestión de vuelo, checklist, comunicación e información meteorológica.

¿QUÉ MÁS TIENE EL NUEVO AVIÓN DE ELON MUSK?
No sabemos específicamente qué configuración ha elegido Elon Musk, pero los propietarios del avión pueden optar por hasta cinco áreas diferenciadas dentro del avión, con diferentes combinaciones de color y accesorios que, de acuerdo a Robb Report, «podría eclipsar a cualquier hotel de cinco estrellas». Por ejemplo, el G700 es lo suficientemente grande como para acomodar un comedor para seis personas y un dormitorio completo con ducha.

Pero eso no es todo. El avión también tiene una interesante herramienta para reducir los efectos del jet lag. Un sistema de iluminación circadiana que recrea el amanecer y el atardecer a través de varias luces LED. Los pasajeros, además, podrán disfrutar de vistas panorámicas gracias a unas nuevas ventanas ovaladas, «las más grandes de la aviación ejecutiva», según explica la compañía en su página web.

Sabemos que Elon Musk rara vez tiene tiempo para unas vacaciones, por lo que, incluso cuando está volando por los aires, posiblemente quiera permanecer conectado. En este sentido, el Gulfstream G700 tiene una interesante característica: Wi-Fi a bordo gracias al proveedor de comunicaciones por satélite, Inmarsat. No obstante, es probable que elija instalar una de sus antenas de Starlink para aviones.

En cuanto al alcance y velocidad, este avión puede volar 13.890 km sin necesidad de recargar combustible y alcanza un máximo de Mach 0,90. Así, podría volar a desde Nueva York a Tokio en unas 12 horas, y sin escalas, claro. Pero Musk tendrá que esperar para empezar a disfrutar de su nuevo avión. La entrega, según Austonia, está programada para principios de 2023, pero podría retratarse un poco más debido a la certificación final de la Administración Federal de Aviación (FAA).

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *