Agosto decidirá la reelección

Agosto decidirá la reelección

Por ELIAS SAMUEL ROSARIO MATA

Ningún partido en el gobierno puede ganar la reelección, después que ha dejado fuera a las bases que los llevaron al poder. Peor aún, cuando sus lideres han recorrido un largo trayecto, invirtiendo tiempo y recursos, con la esperanza de obtener la victoria y disfrutar el fruto de tanta dedicación y esfuerzo.
Pero, cuando se logra el objetivo y la repuesta es, “si te vi, no te conozco”. se apaga el fuego de la pasión, que impulsa a seguir un camino.

El incumplimiento de promesas, provoca rechazo y venganza. Pues, el individuo se siente usado, desechado y maltratado. El mes de agosto es esperado con ansiedad por la gran mayoría de las bases del PRM y la de los partidos aliados. Es la culminación de la etapa de espera.

A partir de entonces, muchos dirigentes decidirán, si continúan trabajando por la reelección, si cambian de partido o simplemente pasan a engrosar la fila de los abstencionistas.

A quienes se fajaron, no les importan los logros del gobierno. Solo les interesa lograr alguna recompensa por el trabajo realizado. Es desconcertante mirar como los miembros de un partido que gobernó por veinte años, siguen en el gobierno que combatieron. A los amiguitos de los ministros y a los Popis, ocupando las posiciones que les corresponden a quienes se fajaron para que el partido obtuviera la victoria.

Los PLDistas no votarán por Abinader, pues les agradecen su permanencia en el gobierno a Leonel Fernández y su acuerdo con el PRM. Los Popis no caminarán las calles de los barrios para buscar los votos. Entonces, ¿Cómo se podrá ganar la reelección? Conservar el poder, es cuestión de estrategia. Balaguer alternaba sus ministros, para darles oportunidad a los seguidores de otros lideres.

¿Quién buscara los votos para la reelección? Cuando ni las bases del partido, ni la de los aliados han sido tomada en cuenta.

La historia es muy útil para no repetir los errores del pasado. En el primer periodo de los gobiernos del PLD, Leonel Fernández dejó las bases por fuera. Permitiendo que los ministros escogieran a sus familiares y amigos. La factura fue cobrada en las próximas elecciones, costándole al partido una humillante derrota.

Cuando percibimos cierta coincidencia en los hechos, recordamos a Karl Marx, quien decía que la historia se repite. Hoy vemos como en su primera gestión, el PRM está repitiendo el mismo error cometido por el PLD cuando llegó al poder.

Esa amarga experiencia le sirvió a Leonel Fernández, para tomar en cuenta a las bases del partido y a los aliados en su próxima oportunidad. El cambio de actitud, le permitió al partido gobernar por diez y seis años consecutivo.

 

El presidente Abinader está a tiempo para rectificar el rumbo y hacer lo que hay que hacer para conservar el poder.

Eliassam16@hotmail.com

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *