Banco Central de RD vuelve a subir su tasa de política monetaria: de 7.25 a 7.75 % anual

Banco Central de RD vuelve a subir su tasa de política monetaria: de 7.25 a 7.75 % anual

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informó hoy que, en su reunión de política monetaria de julio, decidió incrementar su tasa de interés de política monetaria en 50 puntos básicos: de 7.25 a 7.75 % anual. De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) pasó de 7.75 a 8.25 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight), de 6.75 a 7.25 % anual.

Con esta decisión se registra otro incremento de la tasa de política monetaria luego de que en junio el Banco Central decidiera incrementarla en 75 puntos básicos, de 6.50 a 7.25 % anual.

“Esta decisión se basa en una evaluación exhaustiva del comportamiento reciente de la economía mundial y su impacto sobre la inflación, influenciada por los conflictos geopolíticos y el choque de costos global”, argumentó hoy la institución en una nota de prensa en la que dio a conocer el reciente incremento.

“En ese orden –agregó–, la dinámica de los precios continúa afectada por factores externos más persistentes de lo previsto, asociados al incremento extraordinario de los precios del petróleo y de otras materias primas, así como los elevados costos del transporte internacional de contenedores y otras disrupciones en las cadenas de suministros. En adición, la inflación doméstica ha estado influenciada por los efectos de segunda vuelta de estos componentes externos, en la medida que la demanda agregada se ha recuperado de forma notable con relación a los niveles previos a la pandemia”.

El Banco Central inició a finales del 2021 un proceso de normalización monetaria a través de incrementos en su tasa de política monetaria y de reducción del excedente de liquidez del sistema financiero, con el objetivo –según explicó– de contrarrestar las presiones inflacionarias, evitar riesgos de sobrecalentamiento de la economía, así como un deterioro del diferencial con respecto a las tasas de interés externas.

“Luego de estas medidas, se ha registrado un aumento importante en la tasa de interés pasiva, mientras que el incremento en la tasa de interés activa ha sido más gradual, manteniéndose por debajo de los niveles previos a la pandemia. Asimismo, se ha verificado una moderación significativa en el crecimiento de los agregados monetarios”, indicó el banco.

En particular, la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) se situó en 0.64 % durante junio de 2022, mientras que la inflación interanual, es decir en los últimos 12 meses, se ubicó en 9.48 %, moderándose con respecto a su nivel más alto alcanzado en 2022 de 9.64 % en abril, detalló el Banco Central.

“De igual forma, la inflación subyacente interanual, que excluye los componentes más volátiles de la canasta, comienza a dar señales de moderación, al pasar de 7.25 % en el mes de mayo a 7.11 % en junio”, indicó.

Agregó que las medidas recientes implementadas por el Banco Central han revertido la postura monetaria expansiva adoptada durante la pandemia, lo que facilitaría una convergencia gradual de la inflación al rango meta de 4 % ± 1 % durante el horizonte de política monetaria. “En este escenario activo de política monetaria, el BCRD estará dando seguimiento continuo a las condiciones financieras globales y a las expectativas de los agentes económicos, para tomar las medidas necesarias que permitan mantener la estabilidad de precios”.

En el entorno internacional, la incertidumbre se mantiene elevada debido al enfrentamiento bélico entre Rusia y Ucrania, que ha provocado un deterioro de las proyecciones económicas globales.

El ente emisor reiteró que en América Latina, casi todos los bancos centrales de la región acumulan incrementos significativos en sus tasas de referencia desde el 2021 para enfrentar los elevados niveles de inflación, como es el caso de Argentina (2,200 puntos básicos), Brasil (1,125 puntos básicos), Chile (925 puntos básicos), Paraguay (725 puntos básicos), Colombia (725 puntos básicos), Costa Rica (675 puntos básicos), Perú (575 puntos básicos), Uruguay (525 puntos básicos), México (350 puntos básicos), Nicaragua (150 puntos básicos) y Guatemala (50 puntos básicos).

“En el entorno doméstico, la economía dominicana mantiene un alto dinamismo, registrándose un crecimiento interanual de 5.8 % durante el mes de junio del presente año, lo que ha permitido que la expansión acumulada durante el primer semestre de 2022 se ubique en 5.6 %, por encima de su potencial. La evolución positiva de la actividad económica ha contribuido a una mejoría importante en el mercado laboral”, destacó.

Reiteró que, “a pesar del complejo panorama internacional, los modelos de pronósticos apuntan a un crecimiento económico para el cierre del año 2022 en torno a 5.0 %, una de las expansiones más altas entre las economías emergentes y de la región, cónsono con lo señalado por los organismos internacionales, tales como el FMI y el Banco Mundial».

Subrayó que “la evolución positiva de las actividades generadoras de divisas, ha favorecido la estabilidad relativa del tipo de cambio, reflejada en una apreciación de la moneda local de aproximadamente 5.0 % al cierre de julio, que contribuye a contrarrestar el impacto del componente importado sobre los precios y, por ende, a la convergencia gradual de la inflación a la meta”.

Asimismo, indicó que se han logrado fortalecer las reservas internacionales hasta ubicarse en torno 14,200 millones de dólares, equivalentes a cerca de 13.0 % del PIB y unos seis meses de importaciones, superando las métricas recomendadas por el FMI.

“Es importante resaltar que la economía dominicana se encuentra en una buena posición para mitigar este choque adverso, tomando en cuenta la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos, la resiliencia de los sectores productivos y los altos niveles de reservas internacionales”, dijo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.