Los negocios del Big Papi y su responsabilidad social

Los negocios del Big Papi y su responsabilidad social

Por Juan Lopez

El Big Papi, nuestro admirado David Ortiz, con su respetable y exitoso paso por el béisbol ya ocupa un merecido sitial al convertirse en el cuarto dominicano inmortal del prestigioso “Salón de la Fama” del béisbol profesional, en Cooperstown, EE.UU; deporte en el que también ha ganado decenas de millones de dólares.

Con ese dinero, bien ganado, nuestro Big Papi, de acuerdo a informaciones que nos han llegado, incursiona en diferentes negocios lícitos (inmobiliario, vinos, tabaco, etc.) a los fines de incrementar su riqueza bien habida.

Sin embargo, la R. Dominicana, su país natal, ha sido fuertemente impactado con la amplia promoción de la nueva empresa comercial que empezó a patrocinar para: Vender “Papi Cannabis y otros productos fabricados con marihuana” que, aquí y en muchos otros países, es una sustancia prohibida e ilegal, por la cual se sancionan a sus consumidores, distribuidores mayoristas y al detalle, como sucede en muchos de nuestros barrios populares.

Al mismo tiempo, el Big Papi confiesa que: «La marihuana me ha ayudado a relajar, a dormir mejor, a manejar el stress y a curarme físicamente después de toda una vida jugando béisbol, y espero positivamente que con el «Papi Cannabis» y mi experiencia personal ayudemos a la gente a comprender mejor sus beneficios».

Es decir, basado en su fama, el Big Papi informa que consume, venderá, promueve y aconseja a que se consuman sus productos ilegales.

A partir de las anteriores informaciones, empezamos a reflexionar buscando respuestas a estas interrogantes: ¿La ambición por el dinero es el principal motor que mueve el accionar del Big Papi? ¿La desmedida avaricia infectó la conducta del “solidario y filántropo” Big Papi? ¿Sus asesores económicos son los únicos responsables de esta nueva versión mercantil del Big Papi? Para responder es menester el auxilio de profesionales de la Psicología y Psiquiatría.

Más preguntas: ¿Tiene el Big Papi derecho a realizar con “su dinero” los negocios que se le antojen para aumentar su fortuna, aunque sean ilícitos?

¿Cuál será el impacto que tendrá en la juventud deportista dominicana, al comprobar que uno de sus ídolos más admirado se dedica al ilegal negocio de promover y vender los ilegales productos fabricados con marihuana, sustancias prohibidas en RD?

¿Podrá el Big Papi, valiéndose de su fama, consumir, promover y vender sus productos de marihuana en la RD?

¿El Presidente Abinader y funcionarios gubernamentales recibirán como “héroe” al nuevo miembro del Salón de la Fama y se tomarán fotografías con el Big Papi para divulgarlas por los medios de comunicación y redes sociales?

¿Se permitirá que el Big Papi, confeso consumidor y vendedor de sustancias prohibidas en RD, pueda enseñar y dar clínicas deportivas a nuestros muchachos jugadores de béisbol?

¿La incontinencia codicia por el dinero que está exhibiendo el Big Papi será social y legalmente premiada en la RD?

Como se sabe, son muchos los deportistas dominicanos que han sido, severamente, castigados por consumir sustancias prohibidas, muchos de ellos privados de llegar al “Salón de la Fama” con más y mejores números que el Big Papi.

Por todo lo anterior, sin considerarnos impolutos ni dueño de la verdad sagrada, ejercemos el derecho a considerar que el Big Papi ha tomado una decisión incorrecta, improcedente e inoportuna, dando un pésimo ejemplo que impactará, directa e indirectamente, en las presentes y futuras generaciones de jóvenes deportistas dominicanos. ¡Lamenetable, muy lamentable!

“El mundo se ha rendido a las hazañas deportivas de David Ortiz, con la gloria llega la inmortalidad, y con ella aumenta la responsabilidad y se hace una obligación moral ser el ejemplo que los jóvenes atletas dominicanos necesitan y esperan. La inmortalidad obliga a la ejemplaridad.” (Pablo McKinney)

jlopezb18@gmail.com

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *